lunes, 19 de mayo de 2014

Bravo samurái (para ochenteros)


Una de las cosas en las que coincidimos muchos escritores es en la tendencia/obsesión por rescatar detalles de nuestro pasado e incorporarlas a nuestras narraciones. Normalmente son pequeños detalles, no historias completas: un nombre, un personaje, un tipo de ropa, una canción... En mi caso, me ha parecido divertido compartir con vosotras y vosotros (y, de paso, recordarla) la trayectoria de una cantante muy conocida en los años 80 (yo era un crío, que conste) que indefectiblemente viene a mi memoria una y otra vez, y que suelo incorporar, casi como un guiño sin final, en muchas de las cosas que escribo. Ella es Vicky Larraz

Vicky Larraz fue la primera vocalista de uno de los grupos pop de más éxito en los 80: Olé, olé. Aunque quizá el grupo fue más conocido cuando Marta Sánchez sustituyó a Vicky Larraz, la verdad es que Vicky le dio una personalidad muy destacable en ese contexto de grupos poperos y frescos que coincidieron en el tiempo con bandas de todo tipo y pelaje, en esos maravillosos 80 para la música

En el año 1987 Vicky Larraz representó a España en el festival de la OTI, la versión latinoamericana de Eurovisión, donde logró un meritorio tercer puesto con una canción que se llamaba Bravo samurái. Os pongo el videoclip original, además de para que escuchéis la canción, porque creo que es muy interesante observar uno de los fenómenos audiovisuales más potentes de los 80 y los 90, el videoclip, que tanto ha influido después en el cine y la televisión. Obviamente, debéis juzgarlo sin prejuicios, pensando en que han pasado más de 30 años.



Tanto con Olé, olé como en solitario, Vicky Larraz interpretó canciones muy conocidas en esa época: No controles, Voy a mil, Siete noches sin ti, El amor es un huracán e, incluso, se atrevió con versiones de las Supremes o de Donna Summer. Pero, lo que son las cosas, ella, que dejó el grupo que la había dado a conocer en su punto más álgido de éxito para tratar de hacer algo más potente en el mundo de la música, fue desapareciendo de las listas de éxitos de las radiofórmulas casi al mismo tiempo que su sustituta, Marta Sánchez, se subía a la ola del triunfo.

En los 90 Vicky Larraz se fue a Miami y se convirtió en una conocida presentadora y productora de programas de televisión. Ha grabado algunas canciones después, pero no ha retomado su carrera musical

Y yo, en esa rueda de reencarnaciones en la que parece que Vicky Larraz está eternamente condenada al recuerdo, la comparto aquí, con vosotros, por si la reconocéis en alguno de mis personajes.

No hay comentarios: